Las razones por las que vivir solo es la mejor decisión que podrías tomar.

Publicado en: News // Por: Daniel // 20 de Abril de 2018

Daria Moreno Davis

Lo has pensado desde que eras un niño o niña. Cada vez que azotabas la puerta de tu habitación después de una disputa con tus padres, cuando tus gustos decorativos no iban con la casa, cuando no tenías espacio para ti, cuando el baño estaba ocupado, cuántas veces no te decías que todo sería mejor si vivieras solo. Estar solo provoca miedo y duda, pero nos permite alcanzar propósitos esenciales en la vida, y esa aventura es decidir vivir solo.

Entonces cierras la última caja con cinta canela y te das cuenta de que toda tu vida se reduce a unas cuantas cajas, mil adornos inútiles y una lista de compras enorme que incluye desde sartenes hasta pastillas para el WC y gotas desinfectantes de verdura. Vivir solo es una odisea, considerando todas las necesidades que van apareciendo inesperadamente. A pesar de ello, vivir solo es la mejor decisión que puedes tomar.

Por el espacio personal

El espacio se vuelve una extensión de uno y permite reconectarnos y reconocernos. Cada rincón del departamento es adecuado para leer, reír, ver películas por horas, crear una pirámide de ropa sucia sobre alguna silla, hacer home office o estudiar sin distracciones, e incluso estar solo o acompañado. No es necesario rendirle cuentas a nadie.

Porque aprendes a ahorrar

Ahora que lo pagas tú, valoras no dejar las luces prendidas, cuidar el agua y el gas. Los servicios tienen otro significado y aprendes a presupuestar tus gastos. Lo mejor es cuando te das cuenta de que en casa hay wifi, agua, luz, gas, etc, gracias a ti y sólo a ti.

Porque todas las decisiones las tomas tú

Desde el color de las paredes, los muebles, cada planta y cada libro tienen un lugar y una razón que sólo uno entiende. El espacio es una proyección de tu personalidad, es tu rincón de mundo, donde todo es completamente tuyo. Tus manías dejan de vivir en la oscuridad, y aprendes a vivir con ellas y a quererlas.

Porque el silencio se vuelve íntimo

No hay nada como llegar a la tranquilidad de casa después de un largo día de trabajo o de estudio en el bullicio de la ciudad. El silencio deja de ser aterrador y se vuelve compañía, relajación, concentración. Por otro lado, también es la posibilidad de poner música a cualquier hora, creando el soundtrack secreto de nuestros días.

Porque no hay recetas

No existen las limitantes ni las contraindicaciones, no hay una receta de cómo vivir solo. Cada regla es un experimento. La rutina se reinventa varias veces porque tú decides cuándo es día de lavar ropa o de la limpieza, hasta que aprendes a organizarte en torno a tu propio desastre.

Porque te impulsa a mejorar

Un gran poder trae consigo una gran responsabilidad, y vivir con nuestras propias decisiones nos obliga a mejorar cada día, a replantearnos la persona que queremos ser y reflejarla en nuestra cotidianeidad. Desde levantarse de la cama a la hora adecuada y aprender a hacer el súper, hasta aprender a cocinar para alejarte de la comida pre congelada y de ir la tiendita. La primera vez que uno vive solo se enfrenta a las carencias más duras pero cada logro es un compromiso para no fracasar.

Porque vives contigo

Vivir solo no significa un aislamiento, al contrario, es el mejor ejercicio de autoconocimiento. Puedes expresar tus emociones sin censura y pasar horas reflexionando hasta sobre el más pequeño detalle. Es el momento para descifrarte y crear un mundo propio a tu alrededor. Vivir solo te abre los ojos a ti mismo y te ayuda a crecer, a soñar y a dejar de tener miedo. Al fin que si logras vivir solo, ¿qué otra cosa no podrías lograr?

Newsletter

Suscribete y recibe nuestro contenido en tu mail

TE PUEDE INTERESAR

Por: Wake Julio 15 2016

Somos lengua

Por: Wake Julio 11 2016

Bose build

Por: Wake Junio 21 2016

Homeless haircut

Por: Wake Febrero 18 2018

#InFocus: Drake