Este año vive el hygge

Publicado en: News // Por: Daniel // 12 de Febrero de 2018

Daria Moreno Davis

¿Por qué se ha vuelto cool vivir en casa? Actualmente, el ‘’quedarse en casa’’ ha dejado de ser un ejemplo de pereza y un signo de falta de vida social para volverse un nuevo estilo de vida. El mundo externo se acelera, la tecnología se apodera de cada rincón y el ajetreo del trabajo, el tráfico y la contaminación nos asedian, pero el tiempo que pasamos en casa descansando, contemplando, disfrutando y recargando energías se ha vuelto el más valioso. El hygge dicta que el tiempo invertido en uno mismo no es ni tiempo perdido ni un lujo, es necesario para la salud emocional y para sobrevivir a la modernidad. De hecho, el hygge es hermana de la tendencia del nesting (*hacer un nido) que trata justamente del disfrute del hogar.

El hygge nace a raíz de los fríos inviernos escandinavos que obligan a sus habitantes a pasar menos tiempo al aire libre. Aunque no todos los hogares tienen las chimeneas danesas y los inviernos terriblemente fríos, existen muchas formas de adoptar este estilo. Recuerda, la meta es crear un nido, un capullo, un mundo suspendido de la realidad para olvidarse de todo.

  1. La paleta de colores

Adoptar el estilo escandinavo inicia con la paleta de colores que consiste en tonos fríos como beige, grises y blancos que puedes combinar con azul y verde, evitando los tonos brillantes o chillones. Estos colores van desde los muros hasta los muebles y la decoración. Puedes agregar detalles de dorado y plateado, pero con sutileza.

  1. Iluminación

El segundo componente de la paleta de colores es la iluminación. Siempre que se pueda, prioriza la luz natural. Usa cortinas blancas, semitransparentes y que permitan que entre la luz. Trata que las cortinas también tengan tonos y materiales naturales y delicados. Para la iluminación artificial, busca focos de luz cálida y no olvides las velas; no temas agregar lámparas de luz indirecta y veladoras en cada esquina, repisa, librero, mesita de café o buró.

  1. Mantas, cobijas y cojines

Nunca se puede tener demasiadas cobijas y mantas para evitar el terrible frío del mundo exterior. Lo esencial es la textura, pueden ser de crochet, de punto grueso, de imitación de pieles, con efecto de terciopelo etc… todas deben ser suaves y esponjosas. Además, deben estar en todas partes; en los brazos de los sillones y sofás, como pies de cama, dobladas dentro de canastas y sobre las sillas y mecedoras.

  1. Mobiliario

Deja que la suavidad se apodere de todo. ¿Recuerdas los puff? Agrega a tu sala un puff de tela con texturas especiales (pueden hacer juego con las mantas y cojines), otomanos y reposapiés que aumenten la comodidad. Busca materiales como el cristal, la madera, el mimbre y los colores mate para los accesorios. Recuerda que la idea es hacer que toda tu casa refleje la sensación de tomar una tasa de chocolate caliente con bombones en una nevada noche de inverno.

  1. Verde

No dejes que los colores fríos eviten que agregues unos toques de vida a tu espacio. Especialmente los cactus y suculentas de tonos azulados, los bambús con diseños elegantes y los bonsái. Cuidado con poner demasiadas flores brillantes que rompan el equilibrio, cuida los verdes y que las flores sean toques discretos de color.

  1. Minimalismo selectivo

Aunque el diseño escandinavo no puede presumir de acercarse al minimalismo japonés, lo que si comparte es que evita la acumulación. Agrega libros de arte, fotografía y/o moda en las mesitas de la sala, revistas de decoración y buscar colgar cuadros de arte abstracto y espejos. Selecciona bien tus decoraciones y detalles, que sean compañía en tu espacio sin transformar tu casa en la cómoda llena de cajitas, platones y querubines de la casa de tu abuela. Aunque el hygge busca crear capas de suavidad y texturas, debe ser selectivo y mantenerse limpio.

El objetivo es disfrutar de tu momento, de tu espacio, de pasar tiempo en tu hogar y deleitarte con los pequeños detalles de la vida.

Newsletter

Suscribete y recibe nuestro contenido en tu mail

TE PUEDE INTERESAR

Por: Wake Junio 28 2016

Un mamífero menos

Por: Daniel Junio 14 2018

#MusicTBT: The Rapture

Por: Daniel Noviembre 03 2016

Surface Studio