África prohíbe la mutilación genital femenina

Publicado en: News // Por: Wake // 14 de Diciembre de 2017

Esta práctica la sufren al año aproximadamente tres millones de niñas en África y Oriente Próximo y actualmente afecta a 125 millones de mujeres.

África ha dado una buena noticia para todas sus niñas y adolescentes, así como también para el resto del mundo, pues hace unos días el Parlamento de la Unión Africana que está formado por los 54 países de África a excepción de Marruecos, avaló la prohibición de la mutilación genital femenina en todo su continente.

La ablación femenina es una práctica en la cual se mutilan los órganos sexuales de las mujeres, estas amputaciones van desde la eliminación parcial o total del clítoris hasta la extirpación de los labios menores y/o mayores de la vagina. Esta mutilación genital femenina (MGF) llamada así oficialmente por la Organización Mundial de la Salud (OMS) es considerada por la mayoría de los pueblos africanos como un ritual de iniciación a la vida adulta y se realiza con el objetivo de que las niñas al crecer no sientan placer sexual, o por razones religiosas y culturales. Según datos de la OMS, suele practicarse en la infancia, entre la lactancia y los 15 años de edad.

Esta práctica que es considerada como una violación de los derechos humanos de las mujeres y de las niñas trae consigo graves consecuencias a largo plazo pues pueden causar quistes, infecciones recurrentes, esterilidad, contagio de enfermedades de transmisión sexual como el VIH (debido a los instrumentos y condiciones higiénicas reprobables con que se realizan dichos procedimientos), además de complicaciones en el parto. A corto plazo las consecuencias son fatales, ya que se producen hemorragias graves, dolores intensos, lesiones graves, traumas psicológicos y puede causar la muerte. Esta práctica la sufren al año aproximadamente tres millones de niñas en África y Oriente Próximo y actualmente afecta a 125 millones de mujeres.

Las MGF son realizadas actualmente en 30 de los 55 países de África, en especial en la banda del Sahel, desde Somalia hasta Senegal. Con el objetivo de eliminarlas África occidental ha buscado y logrado muchos avances sociales y legislativos en los últimos años. En Nigeria, por ejemplo, se prohibieron estas mutilaciones en todo su territorio en mayo de 2015, Gambia, por su parte, lo hizo en el mes de noviembre. Senegal ha prohibido desde hace años las ablaciones femeninas, pero sin embargo, se sigue practicando clandestinamente. En Guinea está prohibida pero se siguen realizando casi al 90 por ciento porque cuenta con la aceptación cultural. En Mali, la práctica hoy en día es legal, aunque desde el año 2010 existen planes nacionales para erradicarla.

Por su parte, en África oriental los avances fueron menores. Países como Egipto, Eritrea, Yibuti, Sudán, Etiopía o Somalia cuentan con las tasas de prevalencia más elevadas de mutilación genital femenina.

El Parlamento de la Unión Africana solo tiene carácter consultivo y asesor pero no legislativo, sin embargo, la decisión de prohibir la ablación femenina en toda África es de gran ayuda para los países que la practican. De igual forma la lucha contra esta terrible problemática ha sido tanto interna como externa de este continente, debido a que gran número de organismos internacionales, así como asociaciones africanas de defensa de los derechos de la mujer y la infancia se han manifestado en contra de las MGF.

Tras tres sesiones realizadas entre miembros del Grupo de Trabajo para la Mujer del Parlamento y los representantes del Fondo para la Población de Naciones Unidas (Unfpa) se llegó al pacto que implica un plan de acción para acabar por completo con la mutilación genital femenina en el continente africano. A partir de este martes, los 250 diputados firmantes se comprometieron a hacer llegar la decisión a sus respectivos países.

Newsletter

Suscribete y recibe nuestro contenido en tu mail

Relacionados