10 consejos para decorar con estilo tu nuevo hogar junto a tu pareja

Publicado en: News // Por: Daniel // 19 de Abril de 2018

Daria Moreno Davis

¡Felicidades! No solamente encontraste a la persona con la que quieres despertar cada mañana, sino también a quien le vas a compartir tu lado del sofá, tu cobija, y a quien dejarás poner los pies sobre la mesita de la sala. El problema empieza cuando descubren que sus gustos en decoración no son los mismos.

Lo más sano y recomendable es que decoren juntos. A pesar de las dificultades de combinar sus gustos en la decoración y el diseño, es posible crear un espacio armonioso que los represente, a cada uno como individuos, y juntos en esta nueva etapa.

Estos son algunos tips para poder decorar en pareja sin destruir la relación antes de que llegue la primera cuenta de luz.

Platicar antes de empezar

Antes de pintar los muros y vaciar las cajas, vayan por un café para definir qué quieren. Hablen con sinceridad y escuchen con atención Alrededor de la tercera taza de café, determinen un presupuesto. Tener las finanzas en orden es imprescindible y les permitirá gastar sin remordimientos. Fijen prioridades y establezcan porcentajes del presupuesto por cada área de la casa, incluyendo, claro está, la renta o la hipoteca.

Establecer un estilo para mantener el equilibrio

El primer paso es establecer el estilo que quieren, pero es importante no cerrarse a un solo tipo de decoración pues las mezclas pueden crear espacios dinámicos. Se trata de tener espacios funcionales y estéticos. Al mezclar estilos, cuiden que transmita un conjunto proporcionado de los estilos individuales de cada quien.

Determinar qué puede aportar cada uno desde antes

Seguramente cada uno tenía su casa, y hay muchas cosas que cada uno puede llevarse para contribuir. Un sillón, unos cojines o un cuadro, todo esto les ayudará a ahorrar. Cada uno debe seleccionar lo que quiere aportar de sus decoraciones privadas, antes de que salgan a comprar los elementos faltantes.

Ir de compras juntos

El espacio es de ambos, y deben decorarlo entre los dos. Cada pieza comprada en conjunto será un pilar para su hogar. Es esencial considerarse mutuamente para tomar decisiones, evitando imponer gustos. Además, la experiencia de seleccionar juntos servirá para unirlos y hacer que se conozcan aún más.

No huirle a la innovación

La decoración puede ser dinámica y ecléctica. Materiales duros y suaves, madera y metal o una amplia variedad de textiles. Los dos pueden una combinación vibrante de materiales y una sensación general de variedad. No teman crear un nuevo look con las aportaciones de cada uno y las compras nuevas. Las reglas las ponen entre ustedes.

Combinar diferentes esquemas de color

Seguramente cada uno tenía algún muro de un color particular, una alfombra estrafalaria o un cojín con flecos y pompones. Al mezclar, busquen crear acentos decorativos en patrones y colores que complementen los esquemas de cada uno. Así lograrán combinar sus colores, haciendo que no se vean desarticulados.

Agregar piezas clásicas

Frente a cualquier duda, o espacio que quede vacío, un truco infalible es agregar mobiliario de formas y materiales clásicos, nunca falla. Desde un sillón o una mesa, ir por lo clásico es una buena opción para evitar agregar un elemento que pueda chocar con la mezcla que haya resultado de los dos.

Respetar sus estilos individuales

Quizá odias con toda tu existencia esa lámpara de changuitos, y sabes que tu pareja tiraría sin dudarlo ese tapete del baño que tiene pompones, pero es importante aceptar que este nuevo espacio es de los dos y que eso implica ceder y respetar. No tiene caso intentar convencer al otro de cambiar sus gustos en decoración sólo para que tú puedas conservar los tuyos.

Mantener un rincón para cada uno

Vivir juntos no significa fusionarse. La meta es compartir, no volverse una sola persona. Es importante reflejarlo y cuidar que cada uno exista en la decoración. Un estudio o un cuarto para cada uno es ideal, pero si no posible, asignen una pared, un rincón o una pequeña área para que cada uno tenga su espacio personal. Así no se perderán las particularidades de cada quien, y el hogar será de cada uno y de ambos.

Combinar las colecciones

Aún más importante que los muebles, es la integración de sus colecciones de discos, bibliotecas, accesorios y recuerdos. Estos son elementos íntimos y combinarlos es un reflejo de esta etapa en sus vidas. Juntos pueden lograr una gran armonía que represente visualmente una nueva vida compartida.

Newsletter

Suscribete y recibe nuestro contenido en tu mail

TE PUEDE INTERESAR

Por: Wake Julio 14 2016

Snap Memories

Por: Daniel Diciembre 16 2016

Nadie quiere cantar para Trump

Por: Daniel Diciembre 23 2017

Luces del hogar

Por: Wake Julio 14 2016

AFROAMERICANOS EN LA MIRA