Songs from a room

Publicado en: Music // Por: Daniel // 01 de Agosto de 2018

El pasado jueves 23 recibimos una peculiar invitación a una sesión musical. Lo curioso de esta sesión es que no sabíamos a quién veríamos, ni la sede, que terminó siendo la mismísima embajada de Argentina en México.

Al llegar al lugar notamos que no era un evento pensado para mucha gente, sino algo mucho más íntimo. El set-up no era complicado, los instrumentos estaban dispuestos en una carpa, en donde también se iba acomodando la gente poco a poco. Antes de escuchar las propuestas musicales, hubo una introducción por parte de Ariana Arciniega, abrió pidiendo al público levantara la mano si era su primera ocasión en Sofar Sounds, la nuestra lo era, por lo tanto nos unimos a estas manos al aire, esto abrió la conversación a los orígenes y motivos de este movimiento. En el año 2009 en Londres dos amigos se rebelaron de la música en venues para conciertos y se fueron a sus casas, bookearon a sus amigos y comenzaron este movimiento de sesiones secretas acústicas, con una máxima GUARDAR SILENCIO, en Sofar, nos comentó Ariana, lo más importante es crear y aprovechar el canal de comunicación directo con el artista gracias a la intimidad del formato, uno de sus objetivos es cambiar la manera en la que se escucha la música en vivo y es por ello que con tan honesta propuesta este movimiento se ha esparcido en los 5 continentes y alrededor de 320 ciudades en el mundo, donde mes con mes se realizan poco más de 500 sesiones.

El primer acto fue Fer Casillas, quien armada con una Fender Jaguar, salió al encuentro con los asistentes para mostrar un poco de lo que será su “Strangers EP”, que llegará el próximo verano y cuyo primer sencillo será ‘Without You’, cuyo lanzamiento oficial es el 10 de marzo.


En una presentación marcada por las voces limpias, guitarras con pocos efectos y letras muy honestas, Casillas fue capaz de poner a la gente en el mood adecuado para una noche que estaría llena de propuestas musicalmente muy diversas.


Después de un set que rondó los veinte minutos, llegó el turno de Tomás Aristimuño. El originario de Río Negro, Argentina, presentó temas de “Verde Árbol” (2011), su disco debut, así como de “Mortal Atrás” (2014).


Acompañado sólo por una baterista, Aristimuño llenó la pequeña carpa con acordes y progresiones de guitarra que por momentos tomaban protagonismo sobre su voz. Al final, nos quedamos con la inquietud de saber más del argentino, pero la modalidad de las sesiones no nos permitió más que probar un poco de la propuesta de este músico.


Con dos músicos invitados, el regiomontano David Humeda tomó el escenario, dejando muy claro el dominio que tiene sobre su instrumento (la guitarra) y que es poseedor de una propuesta más consolidada en el tiempo.


Aunque con un sonido por momentos muy orientado hacia el pop, Humeda dejó ver su virtuosismo y el entendimiento que tienen con sus músicos, que improvisaban y con sólo una mirada, retomaban la pieza que estaban tocando. Sin lugar a dudas, fue uno de los actos que mejor fueron aceptados por la gente que se dio cita en el lugar.


Para cerrar la nochbe se dio paso a Zero Kill, el proyecto de Benito Cerati, hijo del desaparecido y célebre músico argentino Gustavo Adrián Cerati. Es inevitable buscar similitudes en el sonido de ambos, pero la realidad es que Zero Kill tiene su propia personalidad musical, mucho más cercana a propuestas como M83 que a la que fuera banda de su padre.


Al final de la noche, los asistentes pudimos disfrutar de un banquete de sonidos inédito, diverso y totalmente inesperado, que según nos dijeron, es lo que buscan las sesiones de Sofar Sound.

Si les gusta la música en vivo y quieren vivir la experiencia de Sofar Sound, les recomendamos mucho registrarse aquí para recibir invitaciones a estas íntimas sesiones.

Newsletter

Suscribete y recibe nuestro contenido en tu mail