#Rumbo al CC18 K. Flay

Publicado en: Music // Por: Daniel // 31 de Julio de 2018

En esta serie de notas, buscamos a aquellos artistas de los cuales los encabezados no hablan tanto. Aquellos de la mitad para abajo. Aquellos que no dejan de ser importantes, pero aún no llegan a la parte posterior del cartel y sus letras son todavía pequeñas.

Algunos de estos artistas o bandas son sin duda muy reconocidas en sus países natales o incluso por algunos de nosotros, los fans mexicanos. Otros no tanto.

Es cierto que para mí, muchos de esos nombres con letras chiquitas son totalmente desconocidos excepto una o dos excepciones y una de ellas es de hecho, una de mis nuevas artistas favoritas: K.Flay.

Debo admitir que estoy mil veces más emocionado por ver a K.Flay que ver a Imagine Dragons, MGMT o Lorde (para ser sincero, no me interesa mucho ver a ninguno de estos pero probablemente lo haré y disfrutaré mucho de su presentación).

Las fuentes de información que existen en línea cuentan que K.Flay inició su carrera musical en el 2003, sin embargo son dos los discos que yo he escuchado con mayor énfasis, los cuales son lanzados 10 años después de su debut musical: “Life as a Dog” (2014) y “Every Where Is Some Where” (2018).

La canción que dio inicio a mi gusto por la música de K.Flay fue “Blood In The Cut”, una canción que para mi gusto suena como el futuro de la música Rock. Un riff de guitarra continuo el cual aumenta su potencia y distorsión en el coro y en los versos disminuye su intensidad (con una variación en el puente). Letra melódicamente rapeada, temática obscura y frustrada; uno de los tonos de voz más cautivadores que he escuchado, un tanto agudo, no muy fino y que tiene aire un tanto psicótico, sin embargo, te hipnotiza totalmente.


Esperaba un disco con un sonido similar de arriba a abajo, sin embargo, no fue el caso.

K.Flay es una artista que sigue una línea emocional en sus canciones, el color es constante, no obstante cambia los elementos rítmicos en muchas de sus canciones.

Puedes escuchar trap con elementos de rock como líneas de bajo y guitarra además de batería acústica; puedes escuchar una especie de rock más tradicional con elementos electrónicos. Su música es bastante melódica, es obscura y creo que a los oídos de quien la escucha puede ser rock, puede ser rap o puede ser incluso pop alternativo.

Si usara la metáfora del taco campechano y a bote pronto diría Nine Inch Nails “meets” Twenty One Pilots con un poquito de Shiny Toy Guns para sazonar, con una voz propiamente suya (refiriéndome a K.Flay).

De verdad recomiendo ir a ver a esta “Crack” en esta edición del Corona Capital. Si bien le va, no me sorprendería que su siguiente visita a México fuera para tocar en el Auditorio Blackberry o algo por el estilo.

Newsletter

Suscribete y recibe nuestro contenido en tu mail