Hablamos con The Legends por el lanzamiento de "Nightshift" su nuevo disco

Publicado en: Music // Por: Daniel // 28 de Abril de 2017

The Legends es una banda sueca liderada por Johan Angergård, quien a lo largo de los años, ha estado involucrado en distintos proyectos, como Club 8. Desde 2003, año en que la banda debutó con "Up Against The Legends", Angergård ha experimentado con diferentes corrientes de sonido, y en pleno 2017, dentro de un mundo convulsionado, nos entrega "Nightshift", un disco que, en sus propias palabras, llega como un boleto de escape de esta realidad que por momentos no es nada agradable.

Con motivo del lanzamiento de su sexto disco de estudio, tuvimos una entrevista trasatlántica con Johan Angergård, en la que temas como la música electrónica, la política mundial actual y la importancia de la espontaneidad en el proceso creativo fueron parte de una conversación más que agradable.

Sabemos que ahora la música electrónica tiene mucha fuerza pero, ¿Qué es lo que te atrae más de ella?

Me gustan las posibilidades que ofrece, siempre hay muchísimas cosas que puedes hacer. Es imposible experimentar con todos los sonidos.

Además está el asunto de que todo lo puedes hacer en una computadora, sin necesidad de rentar un estudio costoso…

Bueno, pero la realidad es que también hice música de guitarra de la misma manera durante mucho tiempo, de hecho hice un álbum en 2009-2010 con otra banda llamada Club 8 en un estudio, pero fuera de eso, no he pisado un estudio de grabación en casi 16 años. Me gusta más hacer las cosas yo mismo; la ética del “Do it yourself”, simplemente porque te da más espacio para experimentar. Si vas a un estudio, no tienes el tiempo de experimentar, porque entonces sería caro, y también habría un ingeniero o productor que establezca límites, y eso te puede atrapar en una pequeña caja de lo cómo se supone que la música tendría que sonar y eso lleva a que todo suene igual. Así que es más interesante grabar tú solo. Y hoy en día, supongo que la mayoría de la gente lo hace así de todas maneras, pero eso es algo bueno.


La música electrónica tiene el problema de que la gente piensa que todo es lo mismo, cuando en realidad hay muchos sonidos diferentes; hay EDM, IDM, lo que sea que hace Aphex Twin…

Sí, hay millones de cosas diferentes, pero la mayoría de la música pop es electrónica, si te fijas en los charts ¿cuánta gente está tocando guitarra?, no creo que sean muchos…

¿Alguna vez extrañas tocar guitarra?

No, en realidad no, pero de vez en cuando tomo mi guitarra acústica y toco por diversión, lo cual es lindo, pero no me inspira a escribir música.


Leí en una entrevista que mencionaste que en un mundo donde gobierna gente como Donald Trump y Vladimir Putin, necesitabas una salida creativa…

Para mí no es un álbum feliz, sin embargo te hace sentir en la cima del mundo. Es como un disco para alardear de lo chingón que soy. Algunos de los tracks son como los que pondrías para ir a una fiesta, o podrías escucharlo con tus audífonos, y te va a hacer sentir bien contigo mismo. Es como una pequeña luz alejada de todo esto, es un poco como “Que se jodan esos idiotas un rato, dejemos de pensar en ellos un momento y disfrutemos un poco”. Porque hay tanto de ellos, la gente habla todo el tiempo acerca de esto, y creo que yo necesitaba un espacio para no hablar de ello, evitar la política y especialmente a Trump. Pero todo por una buena razón, obviamente estoy consternado de que la gente pueda votar por un idiota así, simplemente no lo entiendo. Al final por eso hice el disco, para olvidarme de esos idiotas por un rato.

Esa es una razón genuina para hacer un disco ahora, pero en un principio, ¿Qué te motivó a crear música?

Creo que sólo fue el hecho de escuchar mucha música lo que me motivó a escribir mis propias canciones. Esto pasó cuando tenía 14 años quizás, y en ese entonces escuchaba a The Smiths, The Cure y a The Jesus And Mary Chain. Así que sólo me aprendí unos acordes para poder escribir canciones. La música que escribí al principio era extremadamente mala, pero eso es agradable también. Para mí siempre se ha tratado más de escribir canciones que de aprender un nuevo instrumento.


¿Se te hace difícil escuchar tus primeras canciones? Porque para mí, es dificilísimo leer mis primeros artículos, especialmente de mi etapa en preparatoria…

Hay algunas canciones que no puedo escuchar porque me da pena, pero usualmente son las letras las que me dan más problema, o muy al principio, cuando trataba de sonar como otras bandas, eso me da vergüenza. Pero, por otro lado, es algo bueno, porque es como un espejo de lo que me estaba pasando en ese momento.

¿Para este disco cómo decidiste hacer las cosas?, ¿Fue un proceso que hiciste a consciencia o algo más espontáneo?

Creo que la espontaneidad es algo muy importante, porque si toma demasiado tiempo hacer un disco, por lo menos para mí, si hago música, estoy en un humor especial haciendo ese álbum en particular, y si pasa mucho tiempo, ya no voy a estar en ese mood y el sentimiento se pierde. Así que para mí es importante terminar los discos en el tiempo correcto, para lograr capturar el mood de un momento en particular, en lugar de trabajar durante años en lo mismo, porque eso sería muy aburrido, perfeccionista, pero en un sentido aburrido, y eso le restaría personalidad.

Estaría muy bueno que pudieras venir a México a presentar este álbum.

Sí, de hecho nunca he estado en México, pero me encantaría ir. ¡Deberías escribir eso! “Inviten a este dude a México”. Además voy a tocar la próxima semana con The Legends por primera vez en 8 años, en Vietnam; es el comienzo de algo nuevo.


Newsletter

Suscribete y recibe nuestro contenido en tu mail