Empaques comestibles a base de leche como alternativa al plástico

Publicado en: Green // Por: Wake // 17 de Enero de 2018

La contaminación por residuos plásticos ha generado una terrible problemática ambiental que ya está causando grandes afectaciones alrededor del planeta. Por fortuna un grupo de investigadores del Departamento de Agricultura de Estados Unidos ha desarrollado una película similar a los envases de plástico que conocemos en las envolturas de los alimentos.

Y es que este innovador empaque no está hecho con derivados del petróleo, sino con una proteína de la leche, a la que se le conoce como caseína, la cual es un compuesto biodegradable que además puede ser comestible. Leíste bien, “un empaque comestible” que podría reducir la contaminación generada por el consumo de los plásticos.

En algunas de las investigaciones desarrolladas para el proyecto se reflejó que esta proteína tiene poros mucho más pequeños que algunos envases existentes, lo que provoca que sea 500 veces mejor que los plásticos en el bloqueo de oxígeno; es decir, su composición convierte a estas ‘películas orgánicas’ en una barrera muy eficaz contra el oxígeno, lo que provoca que los alimentos no se echen a perder tan rápido por la oxidación.

“Las películas basadas en proteínas son potentes bloqueadores de oxígeno que ayudan a prevenir el deterioro de la comida. Cuando se utiliza en el envasado, se podría evitar el desperdicio de alimentos durante la distribución a lo largo de la cadena alimentaria”, explicó Peggy Tomasula, responsable de la investigación.

Por lo tanto son varios los beneficios de esta nueva alternativa biodegradable, como el lograr que los alimentos duren mucho más y de esta manera buscar disminuir los desperdicios alimenticios. Pero sin duda el principal objetivo es reducir la contaminación ambiental provocada por el plástico que tarda miles de años en su degradación.

El equipo de investigación que ha desarrollado este empaque se encuentra trabajando con una pequeña empresa en Texas, sin embargo, ya otras compañías han mostrado su interés, se calcula que este nuevo empaque comestible que puede sustituir al plástico pueda salir al mercado en infinidad de productos alimenticios dentro de tres años apróximadamente.

Newsletter

Suscribete y recibe nuestro contenido en tu mail